Fm Ciudad de Trujui 105.9 Mhz *RadioTv Web

"Libertad, Igualdad, Solidaridad" **Un planeta para todos y todas...Una radio para vos...**

FM CIUDAD 105.9

RADIO Tv FM CIUDAD 105.9 Ustream-

DALE PLAY o ACEPTAR
DALE PLAY o ACEPTAR

Ahora en Twitter



20 ene. 2008

TRATA Y EXPLOTACIÓN SEXUAL COMERCIAL DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES EN LA TRIPLE FRONTERA

Asuncion Informe PeriodisticoTema del día DOMINGO 19, ENERO 2008 ÚLTIMA HORA

TRATA Y EXPLOTACIÓN SEXUAL COMERCIAL DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOELSCENTES EN LA TRIPLE FRONTERA

“Desde Paraguay cruzar el Río hasta Argentina cuesta 5 pesos”

Hasta el precario atracadero de Puerto Domingo Martínez de Irala, a 70 kilómetros al sur de Ciudad del Este, se llega sin pasar por ningún tipo de controlpolicial, militar, aduanero o de migraciones. Dos aburridos oficiales de policía toman tereré frente a la pequeña comisaría y ni siquiera reparan en el auto de vidrios polarizados, sin identificación de prensa, que ingresa por la calle principal del pequeño y aislado pueblo, y se dirige en dirección a la costa del río Paraná. Es miércoles, diez y quince de la mañana, un día soleado y cálido. Se pasa al lado de un derruido edificio de color blanco, que tiene la inscripción “Armada Nacional”, pero las puertas están cerradas y no hay ningún ser humano visible alrededor. El “puerto” es solo una empinada playa de arena y piedras a orillas del río Paraná, donde tres lanchas y algunos botes están atracados. Dos hombres esperan en la orilla, observando a una canoa con tres tripulantes, que se aproxima surcando lentamente las aguas a golpes de remo, desde el lado argentino. Los enviados de ÚH están ahora en el preciso lugar por donde a Graciela y a otras dos chicas menores paraguayas las hicieron cruzar en canoa, hace algunos meses atrás, para llevarlas hasta Puerto Libertad, Argentina. Desde allí la alzaron en una camioneta y las llevaron al bar pool “La Cueva del Tío Tito”, sobre la carretera 12, a la entrada de Puerto Esperanza. Los periodistas realizan ahora el mismo recorrido y comprueban lo fácil que es pasar del Paraguay a la Argentina, sin ningún tipo de control.

SIN PROBLEMAS. “Hay un servicio de lanchas que cruza cada una hora, pero si querés traer algo y pasar sin problemas, mejor alquilás una canoa. La lancha te deja en la base de la Marina argentina, donde anotan tu nombre, pero el canoero te deja más arriba, en un tape po’i donde nadie te pide nada”, informa uno de los hombres que está parado, esperando en la orilla. Le decimos que somos de Asunción, que estamos conociendo la zona, y que deseamos pasar un rato al otro lado. “Hablá con Ayala, el canoero”, indica el hombre. “Él justamente le está trayendo a mi sobrino, que viene de Argentina y no tiene documentos”, aclara.

La lancha atraca en la orilla y bajan dos jóvenes pasajeros. Empieza la negociación con Ayala. ¿Cuánto por cruzar al otro lado? Cinco pesos (siete mil quinientos guaraníes) por persona. ¿Y por un paseo hasta la mitad del río, para sacar fotos? Diez mil guaraníes. Hecho. Y aquí vamos, atravesando de contrabando la frontera fluvial, en la precaria canoa, con Ayala remando y enfrentándonos a la fuerte correntada del río Paraná. “Somos varios canoeros que cruzamos varias veces por día. Hay muchas chicas menores que quieren ir a trabajar a la Argentina y que no tienen documentos. Nosotros les cobramos solo cinco pesos por persona, y les sacamos en un lugar en la orilla donde nadie les pide nada. De allí tienen que ir caminando hasta el centro de Libertad, a cuatro kilómetros”, cuenta el canoero, ya con confianza. El sol golpea fuerte, pero hay una fresca y agradable brisa que sube desde el río. Alrededor, la total desolación fronteriza, la impunidad más absoluta. Los enviados de ÚH miran sus bolsos con cámaras y grabadoras, que nadie se ha tomado la molestia de revisar, en ninguna de las dos orillas. Podrían contener armas, drogas, explosivos, quién sabe. O la reportera podría ser una menor siendo llevada al matadero de una siniestra red de tráfico y explotación sexual. ¿Y qué...? Aquí, a nadie parece importarle todo eso, en lo más mínimo.

El cruce clandestino. Ayala, el canoero de Puerto Irala, lleva a los periodistas de ÚH (sin saber que lo son) al lado argentino, en un sector donde no hay ningún control migratorio.

Fuente Diario Paraguayo ULTIMA HORA

RADIO* Programas*Videos*Archivos JustinTv*Noticias

Dr Abel Albino: Desnutricion en la Argentina (Imperdible)